Qué ver en Londres

Palacio de Westminster y Big Ben

El Palacio de Westminster es un edificio gótico de estilo victoriano que alberga las dos Cámaras que componen el Parlamento Británico. Es por ello por lo que se le conoce como Houses or Parliament, el lugar donde se deciden los destinos de toda Inglaterra y donde hace siglos se decidía además el destino de gran parte del mundo. El Big Ben, símbolo de Londres y probablemente el monumento más representativo de la ciudad, es una enorme torre relojero de 106 metros de altura que se construyó en 1858 junto al Palacio de Westminster. Es uno de los relojes más fiables del mundo pues ha sufrido muy pocas incidencias en su siglo y medio de historia. La última (recuerdan los londinenses) fue en la Nochevieja de 1962 cuando entraron en aquel año con 10 minutos de retraso, ocasionados por un fallo mecánico en el Big Ben.

Visitas:

Sábados durante todo el año: visitas guiadas de 9:15 a 16:30.

Agosto:

  • Lunes, martes y viernes de 9:15 a 16:30
  • Miércoles y jueves de 13:15 a 16:30

Septiembre:

  • Lunes y viernes de 9:15 a 16:30
  • Martes, miércoles y jueves de 13:15 a 16:30

Cómo llegar: metro parada Westminster (líneas Circle, District y Jubilee).

Precio: Adultos £14; menores de 15 años £6; estudiantes £9

Abadía de Westminster

Una de las más maravillosas visitas de la ciudad de Londres. La Abadía de Westminster es historia británica pura, que se rezuma en todos sus muros. Éste es el templo más famoso y antiguo de la capital británica y sede no sólo de las coronaciones reales, sino también de los enterramientos de monarcas y figuras universales desde hace siglos. En sus muros nos encontraremos con una impresionante y sobrecogedora colección de tumbas y mausoleos de grandes personajes de la historia británica (y de la historia universal), desde los primeros reyes de Gran Bretaña a personajes como Charles Dickens o William Shakespeare. A pesar de que el precio es algo elevado, merece la pena absolutamente hacer el esfuerzo, teniendo en cuenta además que la audioguía es gratuita con la entrada (y resulta de una estupenda ayuda para recorrer la Abadía).

Horario de visita:

  • Lunes, martes, jueves y viernes de 9:30 a 16:30.
  • Miércoles de 9:30 a 19:00
  • Sábados de 9:30 a 14:30 (domingos cerrado al turista).

Cómo llegar: metro parada Westminster (líneas Circle, District y Jubilee).

Precio: Adultos £16; estudiantes, niños de 11 a 18 años y mayores de 60: £6; entrada gratuita para menores de 11 años.

London Tower

Otra de las visitas imprescindibles de la capital británica. La Torre de Londres, construida bajo el reinado del célebre Guillermo I el Conquistador en 1070, nació como una fortaleza defensiva en la ciudad, aunque su función ha cambiado mucho a lo largo del más del milenio de vida que posee: fortaleza, residencia real, prisión, arsenal, etc. A pesar de lo que el turista pueda pensar, la Torre de Londres no es en realidad una única construcción (o torre) sino un conjunto arquitectónico en torno a la Torre Blanca (el edificio central, el más antiguo construido y que da nombre a la fortificación) junto con el Palacio Medieval o la Capilla Real de San Pedro y Vincula. La Torre Blanca, o la Torre del Terror, cumplió su función durante más de 900 años como prisión para delitos contra el monarca, donde los presos se encontraron en ínfimas condiciones humanas, y donde serían torturados en la Tower Hill (Colina de la Torre), también dentro del conjunto. En la visita a la Torre de Londres nos encontraremos además con la impresionante galería de las Joyas de la Corona y con el Palacio Medieval, donde nos encontraremos reconstrucciones de antiguos salones medievales. Como dato curioso, nos encontramos señalado el lugar exacto donde Ana Bolena habría sido decapitada. Una visita que tampoco puedes perderte.

Horario de visita:

Del 1 de marzo al 31 de octubre:

  • Martes a sábado de 09:00 a 17:30
  • Lunes y domingo de 10:00 a 17:30

Del 1 de noviembre al 28 de febrero:

  • De martes a sábado de 09:00 a 16:30
  • De lunes a domingo de 10:00 a 16:30.

Cómo llegar: metro parada Tower Hill (líneas Circle, District y DLR).

Precio: Adultos £19; estudiantes y mayores de 60: £16, menores de 16 £9,5.

Tower Bridge

El Tower Bridge es el Puente más conocido de Londres, y uno de los emblemas de la ciudad. Se encuentra situado a continuación de la Torre de Londres, y conecta a esta fortificación con la otra orilla del Támesis. Es un puente levadizo de estilo vixctoriano construido durante el siglo XIX. Puede visitarse y contemplar una bonita exposición sobre la forma en que se elevaba el puente desde su construcción hasta 1976, cuando la acción a vapor fue sustituida por un sistema eléctrico. Además, completa la exposición una muestra sobre la historia de la ciudad y fotografías, por supuesto, de la historia del Tower Bridge.

Horario:

  • De abril a septiembre: todos los días de 10:00 a 18:30
  • De octubre a marzo: todos los días de 09:30 a 18:30.

Cómo llegar: metro parada Tower Hill (líneas Circle, District y DLR).

Precio de entrada a exposición: adultos £8, estudiantes y mayores de 60 años: £6,50, niños de entre 5 y 15 años: £3,40.

Palacio de Buckingham

La residencia oficial de la Casa Real Británica. Si viajamos en los meses de agosto y septiembre a Londres, no podemos perdernos su visita por los interiores. Existen dos tipos de visitas: una que nos permite visitar sólo los Salones de Estado y otra que incluye, a parte de esto, la visita a las Cocheras Reales y a la Galería de la Reina. Además, a lo largo del año tampoco podemos perdernos el famoso Cambio de Guardia frente al palacio, que atrae a miles de visitantes a diario frente a las rejas del patio central.

Visitas (meses de agosto y septiembre):

De lunes a domingo de 09:45 a 18:30.

Cambio de guardia:

Cómo llegar: metro parada Green Park (líneas Jubilee, Piccadilly y Victoria)

Precio:

  • Palacio de Buckingham y Salones de Estado: adultos £18; estudiantes y mayores de 60 años: £16,50; menores de 17 años: £10,25.
  • Palacio de Buckingham, Salones de Estado, Cocheras Reales y Galería de la Reina: adultos £31, estudiantes y mayores de 60 años: £28,25; menores de 17 años: £17,50.

Catedral de San Pablo

Sólo la Basílica de San Pedro de Roma es más grande y monumental que la Catedral de San Pablo de Londres, construida en el siglo XVII sobre la iglesia más antigua de Inglaterra, construida en el año 604. El edificio actual fue erigido entre 1676 y 1710, y ha sido sede de alguno de los más importantes acontecimientos de la historia inglesa, como el funeral de Winston Churchill o la boda del Príncipe Carlos y Diana de Gales. Destaca de esta impresionante catedral su cúpula, sólo eclipsada probablemente por la del Vaticano. Podremos subir a su mirador (tras nada menos que 376 escalones) donde tendremos una de las más privilegiadas vistas de toda la ciudad londinense.

Horario:

De lunes a sábado de 08:30 a 16:30.

Cómo llegar: parada metro St Paul’s (línea Central).

Precio: adultos £15; estudiantes y mayores de 60 años: £14, menores de 6 a 17 años: £6

London Eye

Inaugurado en el año 2000 para dar la bienvenida al nuevo milenio, el London Eye es una noria de 135 metros de altura que hasta el año 2006 ostentaba el record se ser la más alta del mundo (superado sucesivamente por la noria de Nachang en China y por la de Singapore en 2008). El London Eye está conformado por 32 cabinas (con un aforo de hasta 25 personas) que tardan aproximadamente 30 minutos en dar la vuelta completa. El London Eye ofrece la más impresionante vista panorámica de la ciudad, pudiendo alcanzar, en día con mucha visibilidad, una vista de hasta 40 kilómetros a la redonda. Aunque el precio es algo elevado, merece muchísimo la pena. Se recomienda hacer una reserva previa en la web http://www.londoneye.com, para no tener que hacer cola.

Horario de visita (todos los días de la semana):

  • De octubre a marzo de 10:00 a 20:30
  • De abril a junio de 10:00 a 21:00
  • De julio a agosto de 10:00 a 21:30
  • De septiembre a diciembre de 10:00 a 20:30

Precio: adultos £19, niños de 4 a 15 años: £11,82.

Piccadilly Circus

Uno de los centros y puntos de encuentro más concurridos de Londres, debido a la enorme oferta de ocio, moda y restauración que existe en toda esta zona. En torno a la plaza de Piccadilly Circus nos encontraremos tiendas, cines, teatros y restaurantes que colmarán sin duda cualquier tipo de gustos. Además, es una de las principales zonas nocturnas de la capital, donde podremos disfrutar de locales de moda del que ya sin duda os hablarán maravillas los relaciones públicas que estarán a la caza del turista.

Cómo llegar: metro parada Piccadilly Circus (líneas Piccadilly y Bakerloo).

Trafalgar Square

Otro de los puntos clave de la ciudad. Trafalgar Square es una de las plazas más importantes de Londres, que supone un centro social muy concurrido a cualquier hora del día. Construida en 1830 para conmemorar la victoria británica contra la armada española y francesa en la costa gaditana de Trafalgar, en el centro de la plaza se sitúa la grandiosa Columna de Nelson, custodiada por cuatro majestuosos leones en bronce (fundido con los cañones de la flota francesa derrotada), y alzada en honor del héroe muerto en la batalla. En Trafalgar Square nos encontraremos con la National Gallery, la galería de arte más importante de Londres.

Cómo llegar: metro parada Charing Cross (líneas Northern y Barkeloo).

Soho y Chinatown

Soho es un simple espectáculo en sí misma, una zona que desde hace siglos es frecuentada por muy variopinto tipo de personas, desde artistas e intelectuales a chinos mercaderes que fundaron su propio barrio, Chinatown. En Chinatown nos encontraremos, de repente, en un barrio típico del país oriental. Será como un viaje de miles de kilómetros hecho en apenas unos metros, aquellos que separan el resto de Soho de la maravillosa Chinatown. Decenas de restaurantes de auténtica (y, a veces, sólo apta para estómagos curtidos) comida china se ofrecen al consumidor en un barrio que nació para albergar a mercaderes y marinos chinos desde el siglo XVIII y que ahora vive casi exclusivamente del turismo. Si te gusta la comida china, no dejes de comer una noche en uno de estos restaurantes.

Cómo llegar: metro parada Leicester Square (líneas Northern y Piccadilly).